17 de julio de 2012

Un año mas, Otakuart abre sus puertas para los aficionados del manga y el anime, pero esta vez en un recinto distinto, “Pabellón La Constitución”. Cambiaron de lugar porque aunque se podían hacer todas las actividades, en el nuevo recinto, eran mas visibles y mas accesibles. También beneficiaba a los stands porque así cabían mas y con mas espacio, aunque los asistentes iban con la idea de “jugar” y no de comprar.

A cada stand no comercial les cobraron 10 € con dos acreditaciones y 5 € mas por acreditación extra. Supuestamente, todos los que pedían la conexión a la luz, ya fuera, comercial o no comercial, si tenían un motivo necesario para el stand podían tenerla, pero hubieron varios cortes de luz, unos se quejaron y como solución, otros se quedaron sin luz, ya que eran menos importantes porque no habían pagado tanto o porque no formaban parte del horario de actividades, teniendo que ir a los enchufes de la cafetería o los de la entrada sin abusar demasiado.

Este año, según anunció Pedro Kat, al final de evento, al necesitar mas dinero por no ser suficiente con el de las subvenciones pasaron de cobrar a los stands comerciales 80€/2Metros, 120€/4Metros 180€/6Metros a 120, 180 y 220 de un año para otro, además, había que pagar las paredes desmontables, que eran alquiladas, los rótulos y el recinto en sí. Las entradas mantuvieron su precio de origen, aunque como el año pasado se quejaron porque eran unas jornadas y no se suelen pagar. El precio de la acampada subió ligeramente y afirman que las entradas y la acampada, se seguirán pagando el año que viene.

Studio Kat, contó con la ayuda del Team sushi en Otakuart, una asociación no lucrativa que celebra las Mislata-Otaku y les ayudó con la organización en general.

Asistió mucha gente al evento y todos estaban muy contentos, excepto un pequeño grupo de personas que mostraban su descontento con la organización del staff en el tablón de sugerencias y en persona, donde decían “Es que cada staff va a su bola”.

A pesar de todo, fueron unas jornadas muy completas, había todo tipo de concursos de cosplays, muchísimos torneos, competiciones, charlas, gran cantidad de agua y por lo general todo el mundo se lo pasó bien.

Como muchos saben, uno de los significados de Otakuart es “agua” y dejaron una pequeña zona para que los participantes del evento salieran mojados, como siempre el juego empezó bien, pero cada vez había mas agua y la gente se empezó a comportar de una forma un poco bruta, una de las puertas, la de las chicas, se llevó un golpe y sufrió algún que otro desperfecto y lógicamente tuvieron que invitarlos a que se fueran.

Lo que se decía de que Studio Kat era una empresa, es cierto, pero solo afectaba al stand, los beneficios del evento, aunque Studio Kat hubiera ayudado no eran para ellos, si no para el próximo Otakuart, en el que tendrán que pagar nuevamente: recinto, comida, limpieza, equipos de audio, vídeo y demases.

JapanPanda