5 de noviembre de 2012

Información:

Organizadores: Ficomic

Lugar: Fira de Barcelona

Fecha: 1/11/2012 – 4/11/2012

Precios por día:
6€ Normal
4€ Carnet Joven
2€ Grupo Escolar
7€ Anticipada (6€ + 1€ por tramitación)

En cuanto supimos las fechas decidimos ir a la XVIII Edición del Salón del Manga de Barcelona, fuimos con “Otaku no michi” que organiza todos los años el viaje a dicho evento, pero solo fuimos el sábado y el domingo.

Nada mas llegar nos dimos cuenta de lo importante que era el evento para los aficionados porque había una cola aproximada de 600 metros para poder entrar, a no ser que no tuvieran entrada que en ese caso tenían que hacer dos colas en vez de una, por eso algunos compraron las anticipadas, para ahorrarse hacer dos. No hubo descuento para los que asistían los cuatro días y si no tenias el carnet joven en total se tuvieron que gastar 24€, mas los gastos del viaje para los que no eran de Barcelona (Transporte, peajes, hoteles y comidas).

Respecto al recinto, fue celebrado en la Fira de Barcelona. Es el primer año que se celebraba allí, ya que, en las ediciones de otros años habían varios recintos y un autobús llevaba a los aficionados de un lado para otro para poder ver los escenarios, stands, salas de conferencias etc. Para mi gusto el cambio a sido a mejor, hubieron varios pabellones, en los que de repartían escenarios, taller de cocina, stands y sala de conferencias.

Pensaba que la sala de escenarios fuera a ser demasiada grande, pero resultó que no, en el momento de cosplay Summit, se llenó completamente, pero aún así el resto de salas seguían llenas, apenas se podía andar por las zonas comerciales. Las actuaciones de cosplay fueron todas preciosas, todos estaban perfectamente cosidos y con una actuación llena de luces, humo y sonidos.

La coordinación fue ideal, todos los staff estaban en sus puestos repartidos por todo el recinto, cada uno con su puesto y función para ayudar e informar de forma agradable. Todos los Staff iban con chalecos reflectantes naranjas para ser mas localizables.

La mayoría de gente que trajo comida de casa o de fuera tuvieron que comer por el suelo del recinto porque no habían muchas mesas y sillas para comer y sobre el mediodía incluso era difícil sentarse en el suelo, dificultando levemente la circulación en los momento de alta densidad de gente.

Realmente, nosotros, nos lo pasamos muy bien, acabamos agotados y si podemos, el año que viene volveremos.

JapanPanda